La vida a través de Harper’s BAZAAR

Tengo 27 años y una de las cosas que más me gusta es viajar y ver el mundo a través de los ojos de la gente. Acabo de debutar en el front row del tour de las Fashion Weeks (Londres, Milán, París) y en el desfile de Burberry se me puso la piel de gallina. Cuando busqué la mirada de los demás, me llamó la atención tanta gente ocultándose tras unas gafas de sol y la distancia que a veces hay entre una silla y otra (y no me refiero al espacio). Supongo que será por lo que cansa ir con tacones altísimos con los que resulta imposible andar… Pero así no se va a ningún sitio. Hay que cambiar algo. A mí me gustan las distancias cortas: con mis compañeros, clientes, fotógrafos y amigos. No tengo despacho, y si me voy, un becario ocupa mi sitio. Una revista es una familia, y en esta no hay distancias. Me encantan los desfiles, y voy a ellos para ver, para tocar, para elegir lo mejor para vosotros. Hoy sólo lamento no haber presenciado aquel show en el que Alexander McQueen convirtió a Kate Moss en un holograma. Lee también rompió distancias. El tributo más sincero a este genio es seguir llevando sus creaciones. Además, nació un 17 de marzo. El mismo día que yo. Feliz no cumpleaños. Le adoro, adoro hasta sus tacones imposibles con los que nos despidió en su última colección, pero la temporada que viene volveré a los desfiles sonriendo y, por qué no, en playeras.

Melania M. Pan
Directora


BAZAAR archivos